ABSA incorpora nuevas tecnologías en la Plata Potabilizadora

Las mismas forman parte de la obra de reacondicionamiento y puesta a punto del establecimiento que abastece de agua potable a La Plata, Berisso y Ensenada.



La Plata, 2 de mayo de 2018.- Aguas Bonaerenses SA avanza con la obra de rehabilitación de la Planta Potabilizadora “Donato Gerardi”, en la que se incorpora nueva tecnología sobre los procesos de potabilización de agua que se realizan a diario, con el fin de perfeccionar el funcionamiento de los mismos durante la obtención, tratamiento y posterior distribución del líquido, el cual se incrementará en un 50% una vez finalizada la obra. La inversión supera los $786.500.000 y beneficiará a 800 mil usuarios de La Plata, Berisso y Ensenada. 

Dentro de la Puesta en Valor de la planta de ABSA, se trabaja en la instalación de un nuevo sistema de limpieza de filtros mediante agua y aire, el cual permite realizar el proceso en menos de quince minutos, a diferencia del método utilizado hasta el momento mediante el cual sólo se utilizaba agua generando no sólo un importante derroche del líquido, sino además una pérdida de capacidad de filtrado al dejar sin funcionamiento cada filtro durante el proceso de lavado.

En este sentido fueron reemplazados el manto filtrante de arena y piedra, e incorporado cañerías de lavado por agua en PVC y por aire en acero inoxidable. Se instalaron nuevos compresores de gran capacidad y se agregaron electroválvulas para apertura y cerrado. La instalación demandó la afectación de equipos de operarios civiles, mecánicos y eléctricos, supervisión multidisciplinaria y la provisión de nuevos equipos de compresión de aire, cañerías de acero de importante dimensión montadas sobre el edificio existente para acometer en cada filtro, llegando en dispositivos en forma de peine para distribuir el soplado regularmente en el manto por cada filtro. 

Al día de hoy la limpieza de filtros, uno de los procesos clave en la producción, alcanzó una notable mejora en la calidad del agua que se suministra a los usuarios, bajando el índice de turbiedad y librándola de impurezas.

Por otro lado, continúa la construcción de la nueva subestación eléctrica y la readecuación de las subestaciones transformadoras. Cabe destacar que todos los procesos de producción requieren consumo de energía. Al renovarse y agregarse motores, se incrementó la demanda eléctrica en casi un 50% de su valor histórico en la planta, por lo cual, se modificó el equipamiento eléctrico en la totalidad de las subestaciones, instalándose nuevos transformadores, celdas y tableros de media y baja tensión, utilizándose la tecnología más moderna y segura. Hasta el momento, ya se renovaron cuatro subestaciones, y se está construyendo la quinta subestación en un nuevo edificio diseñado para tal fin.   

La Planta Potabilizadora ubicada en Punta Lara fue construida en el año 1955 por lo que su rehabilitación y mejoramiento resulta indispensable para la prestación del servicio. Actualmente posee una capacidad promedio de producción estimada de entre 8 mil y 12 mil m3/h y con la ejecución de la obra se alcanzará una capacidad de 15 mil m3/h.